¡Tiene que haber una vida mejor que esta!

¿Pero dónde?

Julian B. tuvo mala suerte. O se podría decir que fue víctima del descontrol del tráfico rodado en Perú, que a menudo roza la locura. Estos son los hechos en pocas palabras: Accidente de coche en algún lugar del estado de Puno en octubre de 2019. Fractura del fémur izquierdo y amputación de la pierna unos centímetros más abajo. Este hombre de 41 años tiene que soportar la brutal verdad de que será discapacitado para el resto de su vida.

Pero Julián no quiere resignarse a su destino. Está buscando una prótesis, pero los precios son inasequibles para él. Así que, con mucho esfuerzo, se fabrica una pierna artificial que recuerda a la de los piratas del Caribe. Pero para mantenerse erguido, siempre necesita muletas bajo las dos axilas. Cada paso duele. ¿Qué no se hace para vivir en la verticalidad? Pasan tres años.

El 21 de junio, el técnico ortopédico Daniel Müller dio una charla sobre su trabajo en la escuela Diospi Suyana. No sólo los alumnos del aula aguzaron el oído, sino que también la trabajadora social Flora se quedó completamente prendada. ¿Será el centro ortopédico Diospi Suyana la solución para su tío Julián?

Las siguientes imágenes cuentan el resto de la historia. Julian pagó una fracción del valor real por una prótesis hecha a medida por profesionales. Ahora camina sin andadores y sin dolor. ¡Simplemente ingenioso! Un agradecimiento a Daniel Müller y al maestro ortopédico Christian Haupt. /KDJ

Marca propia
Una prótesis de la mejor calidad
Perfecto. ¡Todos felicitamos a Julian!