Facebook | 

Radio Diospi Suyana

Un importante donante y empresario tomó Diospi Suyana bajo la lupa

Frank Orschler permanece dos días en Diospi Suyana

Los implantes de la empresa Königsee demuestran que es una empresa de éxito en Allendorf, Turingia. Su gama de productos hace latir más rápido el corazón de cada traumatólogo. Tornillos, clavos e implantes de metal para cirugías óseas – que es importante que sean de la más alta calidad – son en realidad exactamente lo que un cirujano necesita para reparar huesos rotos.

El Director Gerente y propietario Frank Orschler (arriba a la derecha), recientemente, trajo una donación donde la palabra “generosidad” queda corta. El misionero Dr. Tim Boeker se mostró encantado por supuesto sobre estos materiales, ya que le permitirá operar como en un hospital europeo, a los más pobres.

Esta semana, el propietario de la dinámica compañía vio más de cerca el hospital. Porque una cosa es ver una presentación de PowerPoint en la sala de conferencias interna y otra es recorrer 11.000 km para visitar un hospital.

Como acto siguiente, en el servicio de la mañana del martes, se llevó a cabo un acto solemne en la iglesia del hospital donde el Dr. Boeker y Stefan Seiler mostraron su profundo agradecimiento hacia Frank Orschler. En su discurso él dijo: “Me siento satisfecho, de haber donado estos implantes a Diospi Suyana. Ya que servirán de beneficio a los pacientes más necesitados. Había visto muchos hospitales en América del Sur. Pero Diospi Suyana es de primera clase. Dirigiéndose a los pacientes, dijo: “Tienen suerte de tener este hospital.”

El ingeniero civil Udo Klemenz y Stefan Seiler llevaron al invitado de honor por los diversos departamentos del hospital. El Dr. Boeker quería estar allí, pero fue llamado poco después para atender un accidente en la sala de operaciones.

La gente como Frank Orschler nos permite ayudar a los indios quechuas en un nivel alto. “Esta no será mi última visita a Curahuasi” prometió el empresario. Que así sea

El Traumatólogo Dr. Tim Boeker informó sobre los antecedentes de la donación.
El Director Administrativo Stefan Seiler agradeció a Frank Orschler por su ayuda.