Facebook | 

Radio Diospi Suyana

Discurso del Dr. Klaus-Dieter John

Apreciado Sr. Embajador Dr. Roland Kliesow, apreciado Director del Concilio Nacional Evangélico del Perú, Dr. Víctor Arroyo, apreciado Vice-Presidente del Gobierno Regional de Apurímac, distinguidos dignatarios, queridos curahuasinos:

Desde el ano de 1991 mi esposa y yo hemos viajado varias veces a Perú y Bolivia. Cada visita fue un momento muy especial en nuestras vidas cuando admiramos la belleza extraordinaria de la naturaleza andina y disfrutamos la maravillosa amabilidad de los sudamericanos. Nos interesamos más y más en la historia fascinante de esta zona. También tratamos de entender mejor las circunstancias sociales de la gente indígena, cuya pobreza nos afectó mucho. Durante el transcurso de los anos noventa, creció el deseo profundo en nosotros de regresar un día como médicos misioneros para fundar un hospital al servicio de los campesinos.

Desde el punto de vista humana es algo imposible construír un hospital moderno como grupo particular sin el aporte de organisaciones grandes.
Pero nosotros siempre estuvimos convencidos que con la bendición de Dios todo es posible. El nombre del hospital “Diospi Suyana” expresa exactamente esta verdad: Nosotros confiamos en Dios!”

En enero del 2002 escribimos el primer diseño para un hospital misionero. En agosto del mismo año 8 amigos nos ayudaron a fundar una asociación benefica en Alemania con el propósito de crear una institución médica para los Quechuas de la sierra andina.

Sin duda hay muchos lugares en Perú y Bolivia que carecen de un hospital moderno. Con frequencia la gente me pregunta: “Por que han elegido Ustedes Curahuasi como sitio del hospital Diospi Suyana!” Por qué no se han escogido Ayacuccho, Puno o Potosí en Bolivia?

Nuestra decisión era la culminación de un proceso bien largo. Cuando yo hize un estudio del mapa peruano me di cuenta que la provincia Abancay es un lugar muy estratégico por las carreterras que vienen de la costa y desde Andahuaylas. A pesar de este conocimiento mi esposa y yo hicimos varios viajes por Bolivia y Perú para hablar con los gobiernos, los concilios de las iglesias y otros médicos sobre este asunto. Pero al final llegamos a la provincia de Abancay por los consejos de la familia Dr. Allen George, su esposa Dra. Amy George y la misionera Hannelore Zimmermann.

El 23 de enero del 2003 nosotros entramos por la primera vez a la oficina del destinguido Alcalde Julio Cesar Luna para presentarle a el nuestro plan de un hospital misionero en la capital mundial de Anis. Seguramente nuestro propósito vino como una gran sorpresa para el. Pero así actua Dios en vez en cuando en la vida humana. El nos anima a nosotros inesperadamente de parte de otros y al mismo tiempo usa a nosotros de bendecir a nuestros prójimos según su santa voluntad.

No vale solamente soñar con una meta grande, es absolutamente necesario hacer sacrificios y seguir el camino pacientemente. El famoso reformador Martin Lutero dijó hace más de 400 años: Para un seguidor de Cristo es obligatorio trabajar tan duro, como si nuestras oraciones fueran en vano. Pero al mismo tiempo tenemos que orar tan duro, como si nuestros esfuerzos no lograran nada.

Según estas palabras sabías de Martin Lutero tratamos de avanzar. Desde enero del ano pasado mi esposa y yo hemos viajado más de 80.000 kilometros por todas partes de Alemania para presentar este ministerio en casí 200 iglesias, clubes benéficos, universidades y escuelas. En nuestra mente teníamos dos propósitos:

Por supuesto nosotros estábamos buscando los fondos para la construcción del hospital. Pero también queríamos compartir el evangélio de Jesucristo con miles de Alemanes. Claro los Alemanes vivimos bajo condiciones más cómodos que Ustedes en Apurímac. Pero independientemente de las diferencias de nuestras culturas, nuestra situación social y nuestras perspectivas en la vida – todos nosotros enfrentamos las mismas preguntas misteriosas de nuestra existencia.

Por que estamos en este mundo, existe una esperanza que sobrepasa nuestra mortalidad y habrá justicia absoluta algún día en un mundo que es profundamente injusto. Cuando Jesucristo dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida el estaba proclamando que Dios nos ama no importa que seamos Alemanes o Peruanos.

Como resultado de nuestra campaña en Alemania miles de personas han escuchado algo sobre Diospi Suyana y cientos decidieron de unirse a la asociación Diospi Suyana como apoyadores. También se han públicado más de 50 artículos en la prensa alemana y 4 en el Perú.

Es obvio que Diospi Suyana se convirtió en un símbolo de la mutua amistad entre Peru y Alemania.

Aún cuando este proyecto cuenta con muchos colaboradores alemanes la verdad es que Diospi Suyana formará un equipo internacional. El Dr. Allen George y su esposa Dra. Amy George son de los EEUU, otros colegas vendrán de Australia, Inglaterra y Suiza. Y me alegro mucho que 35 Peruanos trabajarán junto con nosotros en este hospital que celebra su primera piedra hoy día.

Para mi es algo muy claro que la ayuda por parte de nuestros amigos peruanos será sumamente importante en alcanzar el éxito a largo plazo.
Damos gracias a todas las personas aqui en el peru que nos ayudaron durante los 3 anos pasados.

Estamos muy agradecidos que el municipio de Curahuasi, la Dirección de Salud de Apurímac, el gobierno regional y el ministerio de salud nos ofrecieron su respaldo valioso. Hasta ahora tres ministros de salud nos han dado sus beneplácidos.

Quisiera mencionar el liderazgo del Concilio Nacional evangelico del Perú, al abogado Dr. Ifraim Caviedes de Cusco, al anterior presidente de la sociedad de oftalmología peruana, el distinguido Dr. Contreras, los líderes de las iglesias evangélicas especialmente al pastor Adrian Campero y por supuesto al Padre Tomás de la Iglesia Católica.

Estoy muy contento sobre la relación cordial con la Iglesia Católica. Nunca olvidaré el papel fundamental del Padre Tomás al hacer la compra-venta en abril del ano 2003 a un precio muy económico para nosotros.

Cuando Jesucristo empezó su ministerio hace 2000 mil años en esta tierra el entró a una sinagoga judía para predicar por la primera vez en su vida. Permítanme leer 4 versículos de San Lucas, capítulo 4: “Le dieron a leer el libro del profeta Isaías, y al abrirlo encontró el lugar donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado para llevar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a anunciar libertad a los presos y dar vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a anunciar el año favorable del Señor!” Jesucristo es el cumplimiento de estas palabras de esperanza.
Nosotros como médicos y enfermeras misioneros queremos seguir al ejemplo de Cristo realizando su voluntad en un mundo desalentado, desanimado y desesperado.

Diospi Suyana quiere servir a las personas más humildes con el amor de Jesucristo. Esta visión nos estimula cada día a seguir en la lucha para recaudar fondos en Alemania. Antes de todo queremos servir a Dios y glorificar su santo nombre.

El día lunes 18 de abril el periódico Perú 21 publicó un artículo sobre Diospi Suyana. Quisiera citar la primera frase: “Dicen que la fe mueve montañas y eso parece hacerse realidad en Curahuasi, un distrito quechua hablante de la región Apurímac!” El domingo 8 de mayo el diario más importante del país “El comercio” terminó otro artículo bonito sobre Diospi Suyana con estas palabras: “ El proyecto camina y su confianza está en Dios!”- El proyecto camina y su confianza está en Dios!”

Nos alegramos de que Ustedes sean participantes hoy del inicio de esta obra. Al final quisiera saludarles no solo de mi parte, sino también de mi querida esposa en Alemania. Muchas gracias.

Leave a Reply