Facebook | 

Radio Diospi Suyana

¡Puedo ver!

De la oscuridad a la lúz

Fuéron acho largos años los cuales el Sr. Juan Carlos*  de la ciudad Espinar padeció de la vista los cuales íban empeorando cada vez mas. A comienzos del 2021 ya no podia ver casi nada y su pobre mujer tenía que cuidar de el y acompañarlo a todo lugar. Al fin visitó un hospital del estado en Espinar al sur del Pais.

Los medicos le diagnosticaron una catarata. Los medicos le aconsajáron viajar a Curahuasi y operarse en el Hospital Diospi Suyana.

Dos semanas mas tarde llegaron juntos a nuestro Hospital. El caminaba muy encorvado y trataba de guiarse tocando con las manos por donde íba. Su esposa lo cogía del brazo para mayor seguridad. Era un hombre que habia perdido su independencia y ahora estaba necesitado de apoyo.

La vista nublada antes de la operación

Los análisis en el Hospital confirmaron completamente el diagnostico anterior. Tenia una catarata muy avanzada en ambos ojos. En el ojo izquierdo el paciente tenia ademas una catarata verde muy avanzada, el cual va acompañado de un daño a los tejídos nerviosos. En el ojo derecho la situación era mejor.

El comienzo de una nueva vida.

Don Juan se encuentra ahora en la mesa de operaciónes. La medica misionera comienza a doblar las manos y orar pidiendo la bendicion de Dios antes de operar. Este acto de Fé produce mucha confianza entre los pacientes. Ellos realizan largos viajas para llegar aqui porque saben que en este hospital misionero no se trata de ganar dinero sino de poner en práctica el amor de Jesucristo.

Al dia siguiente al retirar las vendas se escucho gritar: „Puedo ver!“

¡Libertad! El paciente recobró su independencia.

Dr: Buck es un médico que trabaja hace diez años en nuestro hospital sin recibir ningun sueldo, solo un apoyo finaciero de un circulo privado de amigos. El dijo lo siguiente:

„ Lo que esas dos palabras realmente signifícan, solo lo puede entender una persona que tambien haya estado ciega. Para Juan Carlos poder ver nuevamente signifíca el comienzo de una nueva vida. El sentirse libre y no depender de otros. Ahora puede caminar erguido y puede ver claramente donde esta la silla para sentarse sin tener que buscarla con las manos. El puede ir  solo al servicio higiénico y vestirse solo. Al entrar al cuarto de espera sabe cuanta gente hay y donde hay un asiento libre.

Juan reconóce las caras. Que bendicion tan grande. Puede ver a su esposa a los ojos y a sus hijos y nietos. La reacción a sus palabras puede reconocerllas en las mimicas de los rostros. Puede volver a gozarse de los colores de la naturaleza. Nadie le puede volver a engañar ya que ahora puede ver y contar el dinero.

Recuperar la vista lo libéra de la isolación social y vuelve a tomar parte activa de la vida familiar. Ahora puede  volver a contactar a los vecinos y ser tomar parte de la vida social. Este cambio de vida se resúme en tres palabras: Felicidad, alivio y gratitud!. (* el nombre fué cambiado)