Caer al abismo

Si no puede ver sangre, por favor, no lea esta noticia

A las 6:30 de la mañana, las sirenas de una ambulancia resuenan en Curahuasi. El Dr. Tobias Malisi y el Dr. Tim Boeker ya sospechaban que sus teléfonos sonarían pronto. Y así fue, la víctima es un jugador de 32 años de edad que fue trasladado a la sala de urgencias del Hospital Diospi Suyana.

El paciente tenía múltiples fracturas (columna vertebral, las costillas, la clavícula, hombro) y una perforación en los pulmones, que afectaba el aire en la salida torácica lateral (neumotórax). Pero por si no fuera suficiente. También presentó una parálisis parcial del brazo debido a una lesión del nervio central y una fuerte contusión en la cara. ¿Qué había ocurrido en la madrugada?

El paciente y su camioneta se habían descarrilado de la carretera y caído a 200 m en el fondo de una pendiente. Afortunadamente, tenía el cinturón de seguridad abrochado (en el Perú no le dan mucha importancia a esta norma), De lo contrario, probablemente no habría sobrevivido al impacto.

El equipo de la anestesia, cirugía general, entre otros; suministran al paciente los primeros auxilios inmediatamente. Después de una cirugía de tres horas realizada por el Dr. Reinhard Kühn y el Dr. Tim Boeker, el paciente tenía un rostro humano de nuevo. Él es trasladado a  cuidados intensivos y posteriormente su condición general se estabiliza. Es el segundo caso de traumatismo múltiple, que se suscita dentro de este mes en el hospital. Imágenes / Dr. Miriam Boeker

Esto no se ve nada bien.
Después de una larga operación. Las heridas se van curando.
1 Response
Click to access the login or register cheese