Un cambio de vida radical

El sr. Armando Álvarez tiene 62 años, es casado con 8 hijos.

En el otoño del año pasado participó en la jornada de trabajo voluntario del anfiteatro. Allí lo conocimos.

Hoy en la noche le invité a una tasa de té en nuestra casa con la intención de saber más de el.

Klaus John: Sr. Álvarez dígame, de qué vive?

Armando Álvarez: No tengo ganado propio, ni poseo tierra. Trato de trabajar en los campos de anís de otros campesinos. Así puedo ganar 6 soles (< 2 dólares) al día. Klaus John: Qué le pasó a su mano derecha, obviamente fué amputada. Armando Álvarez: Se me explotó dinamita en la mano y en Cusco me la amputaron o (Comentario: El viaje de Curahuasi a Cusco se demora 4 horas en bus). Esto sucedió hace muchos años. En el momento del accidente estaba borracho. Era alcohólico. Tomaba con regularidad licor y chicha (bebida alcohólica). Klaus John: Puedo reconocer, que ha podido liberarse de la bebida. Como lo logró? Armando Álvarez: Hace alrededor de 10 años me contó un vecino sobre Jesucristo y le pedí a Jesús que me ayudara en mi angustia. Klaus John: Cambió su vida después de esto? Armando Álvarez: Totalmente. Desde ese día me liberé completamente del alcohol. Sin esa renovación ya habría muerto a causa de éste hace tiempo. Klaus John: Como reaccionó su esposa a su cambio de actitud? Armando Álvarez: Cuando vió lo que pasó conmigo, también entregó su vida a Jesucristo. Klaus John: Pero su vida aún no es fácil, cierto? Armando Álvarez: Somos muy pobres, pero Dios provee por nosotros y estamos felices. Como considera Usted este testimonio? Puede imaginarse, que Jesucristo puede cambiar completamente una vida perdida? Por favor note que el sr. Alvarez gana solo 1,5 euros al día (si encuentra trabajo), pero está feliz y agradecido con Dios. Usted cuànto gana al día? Está agradecido con Dios? Yo personalmente soy un cristiano convencido. Mi esposo Tina y yo creemos en la fuerza y en el amor de Dios. Por esa razón hacemos todo lo posible por construir en Curahuasi un hospital para estos compesinos de la sierra. A propósito, creemos que Dios también puede intervenir en su vida, si Usted se entrega a El. Dr. Klaus-Dieter John