Se podía oir una aguja caer…

El pedagogo católico, docotr Stefan Straub invitó al doctor John a

esta presentación en la capital bávara. Ambos se conocían de una labor conjunta realizada hace veinte años en el marco de una jornada juvenil cristiana.

Después de la presentación, se repartieron los prospectos y boletines de Diospi Suyana como pan caliente. Las jóvenes mostraron su interés por el proyecto haciendo diversas preguntas.