Mármol, acero y piedra se pueden quebrar…

De este modo no hay nada que se interponga al levantamiento de los muros. Estos caerán algún día, mas el amor de Nuestro Señor, el cual deberá vivir ejemplarmente en los predios del hospital, se mantendrá erigido.

En el Libro de Libros dice al respecto: Lo que permanece es el amor, la esperanza y el amor. Y de los tres el más grande es el amor (1. Corintios 13,13).

Foto anterior: Descargando el acero

Foto 2: La curvadora de acero en acción