La primera piedra del hospital – 3 mil asistentes

Bajo un sol resplandeciente la población de Curahuasi celebró con gran entusiasmo el inicio de la obra. El programa de tres horas de duración ofreció, además de los discursos pertinentes, folclor y música indígenas. A este acontecimiento asistieron, entre otras personalidades, el señor embajador de la República Federal Alemana, doctor Roland Kliesow, así como el director del Concilio Nacional Evangélico, doctor Víctor Arroyo, procedentes de la ciudad de Lima.

Representantes del gobierno regional, la administración de la ciudad y las iglesias aludieron al alcance que significa el hospital misionero en toda el área sur del Perú. Se hizo claro que los indígenas de la sierra tienen grandes esperanzas fundadas en el proyecto; con agradecimiento y espectativa se dio saludo al inicio de la obra. Los discursos fueron interrumpidos en varias ocasiones por los aplausos espontáneos del público presente. Una ola de banderas peruanas y alemanas marcó el significado de este proyecto como símbolo de la asociación entre ambos países.