Facebook | 

Radio Diospi Suyana

Entrevista con el señor Axel Lantzsch

Diospi Suyana interrogó al señor Axel Lantzsch, gerente comercial de la compañía Stoss Medica Medizintechnik, respecto de su opinión sobre el planeado hospital misionero.

DS: Señor Lantzsch, cúando fue la primera vez que Usted oyó de Diospi Suyana?

Lantzsch: Uno de mis empleados visitó en el año 2002 el hospital misionero en la ciudad de Shell en el Ecuador. En aquel entonces trabajaban allí los doctores Klaus-Dieter y Martina John. De esta manera surgió el primer contacto. A comienzos del año 2004 leímos en una carta circular de dicho hospital sobre el ambicioso proyecto en el Perú. En el mes de marzo del 2004 mi familia y yo asistimos a un acto informativo sobre Diospi Suyana en la ciudad de Wiesbaden y allí conocimos personalmente a la familia John. Desde ese momento, tratamos de brindar nuestra ayuda a Diospi Suyana.

DS: Usted apoyan el proyecto coordinando la búsqueda de equipo de una manera decidida. Qué ha ganado por medio de ésto?

Lantzsch: La cifra se deja precisar claramente: cero céntimos. Me puedo imaginar que en el futuro trabajo conjunto con Diospi Suyana tendremos ganacias exhorbitantes parecidas! Hablando en serio: Para una empresa o un empresario comprometerse de esta forma no se trata de cubrir gastos u obtener ganacias. Como empresa y como seres humanos tenemos una responsabilidad determinada con nuestro prójimo. Queremos ser justos ante esta responsabilidad.

DS: Si no le representa ninguna rentablidad, por qué entonces se involucra Usted de esta forma en una clínica, que pretende establecerse a 10 mil kmts. De distancia en la sierra del Perú?

Lantzsch: Cada ser humano debería tener derecho a atención médica y asistencial en caso de enfermedad. Esta región carece actualmente de atención médica sufuciente. Diospi Suyana cambiará esto. La estructura de Diospi Suyana garantiza costos administrativos mínimos, de modo que el compromiso de todos los involucrados, sea por su colaboración, su dinero o su donación, va a favorecer enteremente a los habitantes de la altiplanicie peruana. No solo la meta, sino los colaboradores de Diospi Suyana me convencieron.. Aquí trabajan personas con una capacidad impresionante de entrega, convencimiento cristiano y conocimiento del tema. Simplemente es agradable colaborar bajo esta atmósfera con este proyecto.

DS: Ya había apoyado Usted proyectos parecidos?

Lantzsch: Sí! Durante diez años apoyamos continuamente la acción : Una gota de Leche“ de la señora Christel Jeschke, el cual hizo muchísimo por mejor la situación médica en el sur de Marruecos. Después de que “Una gota de leche” suspendiera su labor, trabajamos con el grupo “A.I.S.T.” de la ciudad de Wiesbaden, que apoya con gran entusiamo y compromiso varios hospitales infantiles en Ucrania.

DS: Su círculo de negocios qué opina de su compromiso social?

Lantzsch: Utilizamos nuestros contactos de negocios para promover Diospi Suyana. Debemos convencer a nuestros socios comerciales, de que ellos también apoyen financieramente la construcción del centro hospitalario en Curahuasi. Varias de nuestras amistades comerciales han apoyado ya con donaciones en dinero y especie generosas a Diospi Suyana. Mi meta es formar en nuestro ramo una cadena de patrocinadores, que puedan asegurar el éxito de este proyecto a largo plazo.

DS: Diospi Suyana es una iniciativa de cristianos convencidos de diferentes denominaciones. Es Usted una persona religiosa?

Lantzsch: Yo soy creyente.

DS: En la primavera del año 2006 el centro hospitalario deberá ser inaugurado. Le gustaría estar presente con su familia en dicho acontecimiento?

Lantzsch: Por supuesto que sería fantástico estar presente en la finalización de este proyecto. Por otro lado, creo que el dinero que costaría este viaje, le vendría muy bien a Diospi Suyana.

DS: Gracias por esta charla.

Leave a Reply