Se necesita buenos nervios

En la oficina de la agencia aduanera Prosoi, me espera malas noticias. Un trabajador del ministerio de salud, niega el pase de un equipo de ecografía proveniente de Australia. Los camiones de Alemania se encuentran en un almacén en el puerto. Lamentablemente aún no tenemos los papeles necesarios de Alemania para efectuar la salida de estos vehículos. Lo que nos preocupa más es el contenedor numero 14 que llegará al puerto del Callao en dos días.

Algunos medicamentos que se encuentran en el contenedor tienen que pasar una inspección, lo que significa que se tienen que sacar y abrir 152 cajas del contenedor. Para el importe de los 50 nuevos teléfonos, nos falta un documento, como también para sacar las dos congeladoras.

Después del as primeras llamadas telefónicas, me doy cuenta que la situación es bastante difícil. Ahora comienza como siempre la carrera contra el tiempo, de un lado a otro por la ciudad de Lima. Me tengo que sacar la corbata, pues el calor es bastante fuerte. El saco tengo que dejarlo puesto, pues tengo que estar presentable en las oficinas.

Por la tarde parece se ve un adelanto. A las 4:30 de la tarde tengo la oportunidad de presentar el trabajo de Diospi Suyana al director de la oficina peruana de medicamentos “Digemid”. Unos 40 minutos más tarde, se reúnen un grupo de expertos para buscar una solución a nuestro problema y lograr la salida de los medicamentos de la aduana.

A las 6 de la tarde tengo otra reunión con el Jefe de otra oficina, quien esta a del control y el equipamiento de todos los hospitales del Perú.

El director nos dice que quiere apoyarnos con la salida del ecográfo. Doy un suspiro y doy las gracias a Dios por los avances positivos del día.

Related Links

Click to access the login or register cheese