Facebook | 

Radio Diospi Suyana

No al alcohol – Sí a la Vida

Este puesto tendría que estar en cada mercado del Perú

La Oftalmóloga Dr. Ursula Buck tomó hace años la iniciativa de realizar este evento, cuando observó  los efectos nocivos del consumo de alcohol en los Andes. Ella diseñaró un puesto de información, que se construye en muchas celebraciones de la ciudad en la plaza del mercado central de Curahuasi.

En muchos de los accidentes graves cuyas víctimas son tratadas en el hospital Diospi Suyana, el alcohol es el principal factor de error humano al volante. Asimismo, la mayoría de las tragedias familiares con violencia, el abandono y la negligencia; el consumo de alcohol juega un papel dominante. Nadie puede contar cuántos hijos naturales más concibió bajo la influencia del alcohol después de orgías bulliciosas en la sierra peruana. Frenar el abuso de alcohol no es fácil, ya que las empresas y fábricas ganan mucho dinero.

Dr. Klaus, “¡Hay que detener el consumo de alcohol! ” le dije hace un año al ministro de Salud. “¡Vamos a lanzar una gran campaña!” Estos esfuerzos son buenos. Sin embargo, para un cambio en la mente de las personas ricas, las hojas de información y buenas intenciones no son suficientes. Más bien, el requisito para derrotar la esclavitud del alcohol requiere una fuerza interior. Y ahora las buenas noticias: un millón de sudamericanos han demostrado que la fe viva en Jesucristo para esta pelea es la fuente de energía adecuada. Dependencias personales pueden ser reales.

La mayoría de las federaciones de iglesias protestante del Perú rechazan el consumo de bebidas alcohólicas desde un principio. Durante siglos, el alcohol es el peor flagelo de la población rural de la India.

En los últimos 25 años el porcentaje de cristianos evangélicos en el Perú que iba por debajo del 5%, ha crecido a más del 15%. A través de la actitud consecuente de las iglesias en esta cuestión, regiones enteras han cambiado para mejor. La solución a este grave problema social ha sido y es la fe. Esta estrategia funciona porque Dios existe realmente y contesta las oraciones. / KDJ