Misión cumplida

Primero recogió el óptico Reinhard Müller los donativos. Luego mandó a su propia cuenta dos grandes cajones de 500 kg a nuestro almacén en Wiesbaden en Alemania. 

.

Finalmente, viajó con Hans-Peter Ströbel a Perú para armar y poner todo en su sitio.

. 

Esta tarea la han realizado con bravura. Ellos fueros apoyados por Michael e Isabel Mörl. A partir de primavera del 2011 la clínica oftalmológica puede empezar a funcionar. Como van las cosas tendremos una médica ocular en el equipo y ojalá pronto también un óptico experto. 

.

Un agradecimiento a Reinhard Müller y Hans-Peter Ströbel. Ambos no sólo han hecho algo magnífico en el hospital, sino también son músicos extraordinarios. / KDJ