Llegada por la noche – descarga por la mañana

Justo a tiempo

Algunos sindicatos habían anunciado huelgas y cortes de carretera para el lunes. Razón suficiente para que se le marquen líneas de preocupación en la frente al pensar en el transporte de contenedores. Pero todo fue bien. El contenedor 76 llegó al recinto seguro de nuestro hospital el sábado por la noche con una escolta armada.

El domingo a mediodía, la caja de acero se había vaciado. Durante las dos semanas siguientes, nuestro personal de logística registrará con precisión toda la carga y la distribuirá al hospital o a la escuela.

Gracias a todos los que ayudaron con cerebro y fuerza.

El sábado por la noche en el hospital.
La descarga está a punto de comenzar. El contenedor está listo en la rampa.
249 palés y paquetes tienen que salir del contenedor.
El equipo de logística es muy trabajador y resistente.
En algún momento se hizo. Un selfie con un pulgar hacia arriba