Lima: No hay que desesperar

Hace años que los organismos de ayuda humanitaria se quejan de los obstáculos y barreras burocráticas en la aduana de la ciudad de Lima. Diospi Suyana va a traer en los próximos meses el equipo completo del hospital por via marítima al puerto de Calla/Lima.

El secreto de una importación exitosa sin duda radica en la cantidad de contactos que se tengan a todo nivel. Hace dos semanas el Dr. John habló por varias horas con la “Agencia Peruana de Cooperación Internacional”, en la última semana hubo varias reuniones en el Ministerio de Salud. El lunes pasado presentó el proyecto sin ánimo de lucro a tres oficiales aduaneros de alto rango.

Hoy llegó la primer noticia exitosa. El jefe de la sociedad Ransa (Foto de arriba) prometió, que todos los costos de depósito en el puerto serían reducidos en un 50% para Diospi Suyana.

Ùltima foto: Un empleado del Ministerio de Salud le explica al doctor misionero caminos factibles a través de la aduana. El cuadro asusta naturalmente a cualquiera que lo desconozca.