La empresa Kaltenbach se embarcó en el proyecto

Desde hace un año el grupo empresarial Kalenbach coopera con el hospital

Misionero en el Perú. Ayer entregó el señor Kaltenbach un cheque por el valor de 2 mil euros, que fueron recaudados en la vente de computadores.

La empresa, a través de su red, va a poner disposición sus equipos para la dotación del taller del hospital. También se ha planteado la posibilidad de asistir el proyecto en plazos limitados con sus empleados en el Perú.

En la noche anterior, el doctor John también tuvo oportunidad de conversar con el Club Rotario de la localidad de Loerrach sobre este proyecto de esperanza. Esta acción fue coordinada asimismo por el señor Kaltenbach.