Karin Wettstein nuevamente derecha

Es un milagro que Karin Wettstein todavía viva. Hace cinco semanas se derribó 120 m de una ladera de montaña a la profundidad. Su aterrizaje sobre un techo de chapa ondulada salvó su vida. Ya varias operaciones están detrás de ella. Ayer ella nos escribió de Suiza:

Querida Tina, de todo el corazón te quiero dar las gracias por las bonitas palabras, la bonita tarjeta del Perú y el libro. El paquete casi nos ha derribado. Tantos queridos saludos de todos ustedes de Curahuasi. Esto nos ha dado una gran alegría.

Yo todavía me estoy entrenando en paciencia. Todavía faltan cinco semanas hasta el control radioscópico. Hasta entonces sólo puedo cargar 15 kg por pierna. Pero tengo una fisioterapeuta completamente creativa, que saca lo último de mi. Me mantengo al salmo 77,1: Dios, tu camino es santo.

Tina, también me ha tocado profundamente la llamada de Bárbara que me contó que mi "salvador de techo y testigo" estuvo en su consulta.

Pensamos mucho en ustedes, perseguimos la Home Page, y seguimos todavía tristes que no hemos podido acabar nuestros 4 meses. Les deseamos en todo la rica bendición de Dios. De todo corazón un saludo, Karin