Justo antes de solucionar el fraude

Hace cuatro meses atrás, el hospital misionero compró 30 butacas, cada uno para tres personas, de la empresa Mummetsa. Según el contrato el color de estas sillas deberían ser “melón” al igual que el resto de las otras sillas del hospital.

La empresa nos envió 30 butacas las cuales fueron secretamente repintados con el color melón. A causa del transporte algunos de los muebles se rallaron revelando así el verdadero color de los elementos. 

Desde Diciembre 2009, el hospital Diospi Suyana recibe asistencia judicial gratuita de parte de la cancillería “Olaechea”, cuyo jefe, el señor José Olaechea, escuchó un informe del hospital en Octubre del año pasado. 

Por medio de la intervención de Olaechea, la empresa Mummetsa cedió el viernes pasado y devolverá toda la suma completa al hospital Diospi Suyana.