Facebook | 

Radio Diospi Suyana

Esta es la dura realidad

Por eso será la fe siempre será un tema actual

Algunos días antes de mi viaje a Europa acepté una invitación del Vicerector de la Universidad Cayetano. Uno va 45 minutos en auto para salir del distrito del sur “Surco” e ir hasta el distrito “San Martín de Porres” llegando al norte. Aquí al costado de la Universidad de Elite se encuentra el hospital con el mismo nombre. Cerca de la entrada principal me acordé inmediatamente de este negocio.

„Bienvenido“, dice en el petate. Como medio de pago se recibe Visa y Mastercard. Los colores de moda del 2019 son marrón y blanco. Después del fallecimiento del miembro de una familia no hay que esperar mucho para buscar un ataúd. Seguramente han descubierto ya muchos familiares el negocio del otro lado de la calle con las cajas de madera.

La muerte pone un punto duro y fuerte detrás de cada vida. Podemos intentar ignorarlo y fingir que nos queda un largo tiempo de vida. Pero no hay forma, el último punto de tiempo se acerca. El conocido de una amiga me dijo después de la muerte de su padre: “¡Nosotros venimos de la nada y entramos a la nada!” ¿Es este punto de vista fatalista un punto correcto?

En el Hospital de Diospi Suyana trabajan muchos cristianos que comparten una convicción clara: “¡Hay una solución para el dilema de la muerte y se llama Jesucristo!” La fe cristiana tiene mucho que ver con el amor al prójimo y el perdón. Pero la base de nuestro mensaje es y sigue siendo desde hace 2000 años la esperanza de una vida eterna.

No es fácil sujetarse de esta confianza, salvo que conozcamos al portador de este mensaje – Jesucristo- como amigo al que le confiamos nuestra vida. La fe en lo que dice la Biblia suele luchar con dudas. En la diaria prueba de fuego se tienen que ver la eficacia de las verdades de la fe. En la diaria prueba de fuego las verdades de la fe tienen que demostrar su eficacia. Y aquí se trata realmente de todo o nada, de la vida o la muerte. /KDJ