Contenedor nº 76 liberado por la aduana

Ahora sólo falta el último obstáculo

El puerto de Lima (Callao) es un cuello de botella. A veces, la cola de barcos que esperan ser descargados es tan larga que pasan varios días.

El 13 de mayo, el camión articulado salió de Wiesbaden con nuestro contenedor lleno. El transporte a Hamburgo, el envío y el viaje por mar a través del Atlántico están hechos. Incluso los trámites de aduana se cumplieron. Ahora esperamos que el viaje a través de las montañas sea sin accidentes ni retenciones. Nuestro personal de la escuela y el hospital ya está esperando la valiosa carga.

Wiesbaden: Salida del camión articulado el 13 de mayo. Ahora el contenedor está casi en su destino.