Hasta la cumbre

fsjler-oktober-2016-slider

Sin dejarse intimidar en el futuro

Se ha convertido en una buena tradición que los nuevos voluntarios en Diospi Suyana visiten, junto con sus cuidadores, la montaña. El sábado había llegado el momento, una vez más.
Además de Stefan Seiler y Verena Bigalke afortunadamente, Katharina y Matthias Besold son también parte del equipo que se encarga de los ocho jóvenes.

A fin de no caminar en el calor del mediodía, decidimos encontrarnos a las 7 de la mañana, para llegar con un sol brillante antes de las 9 a la cumbre. La bonita vista de un panorama impresionante es siempre una buena recompensa para el esfuerzo de la subida empinada. Por un lado nos fijamos en la parte superior, las montañas nevadas y 1.000 metros en el cañón del río Apurímac. Por otro lado, se puede ver el valle de Curahuasi con las ubicaciones del hospital y escuela.

Después de un extenso picnic en la cumbre, Stefan Seiler llevó a cabo un alentador devocional. Después de su lectura sobre Joshua 1,9, el director administrativo del hospital pidió a los jóvenes afrontar los retos del futuro con valentía. “Ten confianza, y no te asustes,” “¡Dios está a tu lado!”

Para terminar el día, una parrillada tuvo lugar en el jardín de la familia Bigalke. Se discutieron en esta charla las primeras experiencias en Perú y las expectativas para el año que viene.

En el futuro, la pareja Besold se reunirá cada seis semanas con los jóvenes. Para que puedan ser apoyados en sus labores dentro de Diospi Suyana. Deseamos a todos los voluntarios un tiempo enriquecedor en Curahuasi y de la bendición de Dios por supuesto. / VB

fsjler-2-oktober-2016-slider
Después de la caminata en la casa familiar Bigalke
Click to access the login or register cheese