Agradecimiento grande en las Iglesia de Curahuasi

El domingo pasado asistieron, como invitados, las familias John y Klemenz a una pequeña Congregación evangélica. Muchos cristianos en Curahuasi oran y ayunan regularmente por el logro del proyecto de Diospi Suyana. Al Dr. John se le pidió dos veces que sostuviera una prédica corta. Después del culto, fueron invitados todos los asistentes a una Sopa de Verduras. Los Quechuas cristianos son pobres pero muy hospitalarios.

Para la construcción del Anfiteatro quieren participar una serie de Congregaciones a través de jornadas colectivas. Diospi Suyana es un proyecto que goza de gran aceptación entre las personas de Apurímac.

Foto 1: Niños indígenas cantan una canción.

Foto 2: Aproximadamente 50 creyentes se reunieron en la sencilla iglesia de barro. El ingeniero constructor Klemenz, sentado en primera fila, disfrutando de su sopa.